domingo, 15 de julio de 2012

Pisapapeles voladores.

 Con una piedra, un poco de arcilla y palillos para mover el café, ¿que podríamos hacer???
Pues una bonita libélula para decorar un rincón de nuestra mesa de trabajo.
 Empezaremos por darle forma a la arcilla. Nosotros hemos elegido esta forma por que era más sencilla y podíamos darle forma a la hora de pegarla después en la piedra.
4 bolas en disminución de tamaño y un churrito gordo para el tórax de la libélula donde le hacemos unas marcas con los palillos para luego poder encajarlos una vez seco.
El siguiente paso, una vez seca la arcilla, es decorarla pintándola y pegándole abalorios, lentejuelas...
Mirad los resultados!
 Han quedado bonitas ¿Verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada