viernes, 29 de octubre de 2010

Murales.

Con el paso del tiempo nos vamos cansando de hacer ciertas cosas por desidia o por que el trabajo no te deja el tiempo suficiente. Eso es lo que me ha pasado con los murales del comedor del colegio El Pla de Elche, todavía me quedan 2 paredes impolutas y no hay manera de empezar a pintarlas, así que fijándome en los increíbles diseños que se hacen con los vinilos me he decidido a hacer un diseño sencillo, hasta de color, de un árbol con un toque japones, ¿posible influencia del IKEBANA?

Esta es la nueva criatura, esta hecha con papel continuo y diferentes diámetros de platos, sencillo de elaborar pero queda bien ¿NO?
(De las cortinas no hablamos)
Este es del 2008, más o menos, y todavía está el gallo por terminar, pobrecito mio, con lo bien que pinta!!
(Una granja un poco sicodélica, pero a los peques les gusta)

La pecera, del 2006. El año pasado hicimos muchos animales acuáticos plastificados y los vamos cambiando.
No es por que sea mía la obra pero si pudierais ver los detalles comprenderíais por que me gusta.
Y por último, mi niño de mis ojos, lo pinté en el 2005 y, aunque hace mucho que no lo disfrazamos, por pereza, a lo largo de su vida ha sido desde bruja hasta rey mago, ahora solo esta adornado con hojas otoñales y alguna flor sobrante de otras decoraciones.
Eso si, prometo desde aquí que de estas navidades no pasa para volverlo a disfrazar.

Espero que os hayan gustado mis pequeñas creaciones que ahora mismo me veo mayor para poder repetir en las paredes en blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada